Primeros Pasos

Si comienzas a jugar por primera vez, primero debes intentar con el tutorial y hacer tantas misiones como puedas. Pero luego de un tiempo se vuelve más difícil completar las misiones, y tardarás más en completarlas. Ahora ha llegado el tiempo para que sigas solo y te encargues de tu ciudad:

La Ciudad

Los cimientos de una ciudad exitosa es la producción. Solo si produces suficientes suministros y monedas podrás obtener los últimos edificios y unidades militares. También debes tener en cuenta la cantidad de edificios residenciales y de bienes que tengas, ya que estos son tus principales ingresos. Compara los edificios que puedes construir con mucho cuidado - siempre hay edificios que se adecuan a tu forma de jugar. Es importante también el nivel de felicidad, ya que si tus ciudadanos están contentos su producción es más eficiente. Así que construye edificios culturales y decoraciones, siempre trata de tener a tu gente entusiasmada.

Investigaciones

En la parte superior central de tu pantalla hay un contador que muestra tus Forge Points. Cada hora recibirás uno más, hasta que hayas alcanzado el máximo de 10. Estos son el engranaje que dirige tu imperio: los necesitas para comerciar, para subir de nivel los Grandes Edificios y, lo más importante, para investigar. Puedes conducir las investigaciones invirtiendo en tecnologías con los Forge Points. Una vez que hayas juntado los requeridos, y también los costos de desbloqueo, las ventajas de una nueva tecnología está disponible para vos, y podrás construir algo nuevo en tu ciudad, desde el Menú de Construcción.

Mapa y Batallas

Nunca debes perder de vista el Mapa del Continente. Conquista provincias, solo así obtendrás más expansiones para tu ciudad y puedes explotar depósitos de bienes. Conquistar la provincia o negociar por ella, es decisión tuya. Al principio es fácil derrotar el ejército de tu enemigo, pero pronto las batallas se vuelven un reto. Prepárate para esto: presta atención a las unidades que tiene tu oponente, y prepara tu ejército con unidades que les den batalla. Hablando en general, las unidades rápidas son buenas contra las unidades que pelean a distancia, y las unidades que pelean cuerpo a cuerpo, son buenas contra las unidades rápidas. Las unidades a distancia tiene ventaja contra las unidades cuerpo a cuerpo. Puedes hacer más para incrementar tus chances en batalla: Si te infiltras en un sector, las unidades enemigas empezarán la batalla con 1 punto menos de vida, lo que es de grana ayuda. Además, si utilizas los beneficios del campo de batalla con sabiduría y tratas de atacar de una unidad a la vez, prevalecerás en batalla y le ganarás a la resistencia.

Jugadores

No estás solo en el mundo: en tu vecindario encontrarás otros jugadores con los que puedes comerciar. Si tienen buena relación, pueden visitar tu ciudad y apoyarte. Tu también puedes visitar sus ciudades y embellecer o motivar los edificios de tus vecinos.

Esto te da unas monedas extra que pueden ser útiles, así como también una pequeña chance de encontrar Planos para los Grandes Edificios. Los mismos te proveerán una gran ventaja. De todos modos, para obtener más beneficios de estos Edificios Legendarios, es necesario que suban de nivel. El dueño y todos los que visiten la ciudad pueden contribuir donando Forge Points. Cuando un Gran Edificio alcanza un nuevo nivel, grandes recompensas son entregadas a los mayores contribuyentes. Además de la coexistencia pacífica, también tienes la oportunidad de batallar contra tu oponente: si tu y tu ejército vencen a tu enemigo, puedes saquear un edificio - esto genera un ingreso adicional, pero debes tener en cuenta que esta actitud no te hará ganar amigos. Si participas en las Torres PvP, puedes ganar valiosas medallas, pero no podrás evitar tener que batallar.

Bienes

Luego de un tiempo necesitarás bienes. Siempre planea a futuro para asegurarte que no te quedes estancado por la falta de bienes. No es necesario que produzcas tu mismo todos los bienes - concéntrate en aquellos cuyos depósitos te han tocado. Haz equipo con otros jugadores y comercia tus bienes con los de ellos. También puedes comerciar con el sistema; pero su tasa de intercambio es muy mala y solo deberías usarlo en caso de no tener otra opción. También hay otra opción de conseguir bienes: si empleas tu ejército con habilidad y buen control del tiempo, puedes robarle a tu vecino bienes.

Consejos

  • Planea con tiempo

  • No dejes que tus Forge Points se acumulen o los perderás

  • Asegúrate de recolectar tus bienes tan rápido como puedas

  • Usa tus depósitos de bienes y cámbialos por otros en el mercado

  • Utiliza la superficie que tienes eficaz y efectivamente

  • Consigue todas las expansiones que puedas - nunca expiran y son esenciales para el desarrollo

  • Asegúrate que no se echen a perder tus suministros

  • No te olvides de la recompensa diaria de tu Ayuntamiento

  • Siempre presta atención a la felicidad de tus ciudadanos

  • Visita las ciudades de otros jugadores y motiva o embellece sus edificios si necesitas conseguir algunas monedas rápido

  • En batalla: ¡infíltrate! ¡Mira el ejército del enemigo y emplea bien tus unidades! ¡Usa las ventajas del terreno! ¡Ataca a una unidad con varias unidades!

Selección del mundo

Bienvenido/a de nuevo, .

Estos son los mundos en los que ya jugaste:
    Jugá en un nuevo mundo que todavía no hayas descubierto

      ¿No sos ?

      Cerrar sesión

      blaaah